viernes, 30 de mayo de 2008

'La piel de un indio no cuesta caro'

. El título de mis post lo tomé prestado del título de un cuento del brillante escritor peruano Julio ramón Ribeyro. Brutal en su franqueza, me ha venido hoy a la cabeza ante la también brutal bofetada de la realidad: una joven campesina mexicana, menor de edad, embarazada, falleció recientemente deshidratada mientras trabajaba en un viñedo californiano. Había comenzado su jornada a las 6 de la mañana y no había parado, ni para descansar ni tomar agua, nueve horas después, bajo una temperatura que alcanzaba los 35º. El encargado inmediato, hizo caso omiso al desmayo de la joven (lo catalogó de normal), por lo que no se le dio la asistencia a tiempo, lo que hubiese permitido seguir a la menor con vida. Lo más triste es la posición blanda del gobierno mexicano, y en vez de usar la palabra repudio, en su comunicado apuntó que "lamentaba la muerte..." ¿pero qué es eso? ¿Es que acaso el gobierno mexicano no tiene responsabilidad alguna? ¿Es que no podría proteger de cierta forma a sus ciudadanos, haciendo que respeten derechos mínimos de los trabajadores que están al otro lado de la frontera? Inmoral es la palabra con lo que podría calificarlos: las personas que se enriquecen explotando a los trabajadores, incluso menores de edad; el gobernador de California, Schwarzenegger, que está allí para hacerse la foto en el sepelio, pero que no lo estuvo para controlar algo tan parecido a la semi-esclavitud. La migración circular, de la que hablé hace unas semanas, tiene esta lamentable cara. María Isabel Vásquez Jiménez era su nombre, y mucho me temo que Arnold, cuanto mucho, regañará a sus compadres vinicultores para que al menos les dé agua a los pobres trabajadores ( y no lo metan en problemas), y el complaciente gobierno mexicano, dirá que lo siente, pero más allá de todo esto, no pasará nada, los pobres son anónimos y al final, la piel de un indio... . Imágenes: ©Héctor Amezcua El cuento de Ribeyro, puede leerse pinchando acá. Ver la noticia en el blog mexicano .

jueves, 29 de mayo de 2008

Fred Vargas, reina negra del 'suspense'

.
No escribo novela negra sino novela de enigmas.
Fred Vargas
...Frédérique "Fred" Vargas (París, 1957) tenía un padre escritor que pertenecía a la corriente surrealista, así que en su mundo infantil, imaginaba que los padres de todos los niños del planeta escribían por las noches. La impronta hizo su trabajo y comenzó a escribir a los 28 años (por las noches), mientras trabajaba en una excavación arqueológica, a manera de juego y descanso. Casi 20 años después, se ha convertido en una de las novelistas más célebres del género policiaco.
Publicar le costó un poco, ya que su clasificación encajaba forzada en el género negro y las editoriales la rechazaban, por eso ella hace el hincapié en que escribe novelas de enigmas. Hoy se lee en 35 países y las otrora editoriales que la rechazaron estarán lamentándose de haberla perdido (eso es lo que tiene este mercado).

Siruela la edita en España bajo su colección Nuevos tiempos. Uno de sus recientes títulos en español es Sin hogar ni lugar y, plagiándome a mí misma, voy a copiar una pastillita de reseña que hiciese para una revista, acerca del primer título:

La autora francesa Frédérique Vargas es una de las más originales y frescas del género policiaco. Su prosa efectiva engancha desde la primera página. Su trama hila fino, llenando de suspenso la narración a medida que avanza. Los personajes rondan lo estrambótico y lo marginal: un supuesto asesino antipático y un poco lerdo, una anciana ex prostituta que lo protege y un alemán que hace de detective, encargado de esclarecer lo que podría ser una culpa infundada.

Jean-Baptiste Adamsberg es el detective de su serie, las suele escribir en unas tres semanas, el resultado: narrativa pura en sus referencias más clásicas, sin trampas ni falsos atajos. Su más reciente novela (traducida al español), La tercera virgen, con tintes más negros que su anterior, en la que el fantasma terrible de una monja siembra los enigmas y encarna al posible asesino; una casa que se resiste a ser habitada.... a lo que nuestro detective responde con socarronería: Pero a mí los muertos nunca me han dado problemas. Me los dan sus asesinos.

Ésta última ha sido comparada por la crítica como una mezcla de policiaco y tragedia griega. Estoy segura que esta novelista no perderá el pulso, sino todo lo contrario. Celebro haber encontrado a la literatura de Fred.

En la página de Siruela se puede leer un capítulo, pinche aquí.

martes, 27 de mayo de 2008

La última elegía compuesta por Isabel Coixet

La directora de cine Isabel Coixet. ©Luis Sevillano
...Respeto el cine que realiza la directora catalana Isabel Coixet. Desde el comienzo su búsqueda ha estado dirigida a la narración íntima y cercana, de construcción poética, en la que los gestos y silencios son una parte importante de su discurso, en donde la tragedia siempre está presente, pero no como sorpresa, sino como un resorte para la toma de posiciones ante la vida, tal como lo apunté en mi entrada acerca de su corto para la película Paris Je t´aime.

En esta oportunidad nos entrega Elegy, con un guión a cargo de Nicholas Meyer, en una adaptación de El animal moribundo (2001) del célebre Philip Roth. Toda narración puede prescindir de la originalidad del argumento y seguir siendo buena. En este caso, la historia es la clásica de la seducción de un académico veterano, exitoso en su vida laboral, que huye de los compromisos y que vive una intensa relación con una de sus alumnas, la cual logra desmontarle a él, sus estructuras.

Ben Kingsley (David) hace alarde de su maestría al dar vida al personaje del profesor, que seduce al espectador al igual que sus estudiantes; por otro lado, la alumna es encarnada por Penélope Cruz (Consuela) y claro, soy de las del bando (porque con ella hay bandos) que todavía no terminan de creérsela como actriz, pero bien debo aclarar que si es bien dirigida, llega a estar cuando mucho "correcta" en sus papeles, y en esta oportunidad Isabel Coixet logra sacarle brillo por momentos pero no siempre da de sí. Le acompañan un acertado Dennis Hopper y una estupenda Patricia Clarkson (Carolyn), en su papel de alter ego femenino de David.

La directora logra una narración elegante, sofisticada, en el que el peso de la acción recae en las dudas que conflictúan a David, pero temo que me hace mucho ruido Consuela, que sin embargo logra un par de momentos conmovedores, pero no me encaja su acento de cubana, como tampoco me encaja su terrible inglés, que a pesar de la justificación del personaje, que es una cubana, tiene cuanto menos 7 años en Nueva York, asiste a una universidad, tiene dinero ¿y por qué habla inglés tan mal? En fin, que mejor me hubiesen dicho que se acababa de mudar de Miami (que ahí una mayoría chapurrea tanto el inglés como el español) y me lo creo un poco mejor, otra cosa es que no sé si deba al guión, pero el personaje de Consuela es demasiado idealizado para mi gusto, es perfecta (buena, entrega todo de sí, bella, joven, culta, tolerante...) y eso la hace cuanto menos poco creíble, así que el profesor lleva el peso narrativo, y Kingsley se hace con la película al hombro y la rescata de las irregularidades de Pe.

La directora sigue afinando su estilo y desde su despegue con Mi vida sin y luego La vida secreta de las palabras, en esta oportunidad, pone su sello una vez más con su dirección, a una historia cercana al corazón de un animal asustadizo: el seductor profesor David ante el asombro del encuentro y del querer tirar por la borda todo lo que le protege.

lunes, 26 de mayo de 2008

Espejos de la memoria 8- Oscura y luminosa Gothessa

Acento en el brillo.
.
En uno de mis post hablo de jóvenes chicas talentosas que en aparecen en el portal Devianart, luego de la fresca Duhitsmia está Gothessa, otra chica de 18, esta vez rusa, con una banda de música, que también apuesta por el autorretrato constante. Al igual que la primera, pero por diferentes vías, también hay juego, representación del mundo que le es afín.
.
Para caer en el cielo.
.
Natalia Drepina es su verdadero nombre, a pesar de su estética y concepción gótica, logra también un toque naif que le quita hierros a lo intencionadamente oscuro, una mezcla de inocencia en busca de profundidad.
.

A través del vidrio.

. Amo la estética de los Góticos, su exagerada teatralidad, la ropa, el elaborado maquillaje, la verdad es que le da color a los seres aburridos que habitamos en las ciudades, todos con vaqueros y camisas, más o menos. De adolescente experimenté una corriente parecida, apadrinada por la banda The Cure, en la que el negro era mi color, mis dedos con inmensos anillos de plata y colgantes barrocos colgaban de mi cuello.

.

Not blind eyes can see.

. Se retrata siempre hermosa, impecable y arregladísima, una Lolita de lo negro, apuesta por el manejo digital de sus fotografías para resaltar detalles y potenciar algunas búsquedas surrealistas en muchos de sus trabajos. En la primera foto vemos cómo se desdibuja el rostro y solo saltan los irreales ojos verdes, profundos y hermosos y unos labios como geisha. También me gusta mucho la que aparece detrás del vidrio corrugado, una especie de sueño o red en la que está atrapada, un recurso tan sencillo y a la vez tan efectivo en sus resultados. Gothessa tiene un gran dominio de su cámara y de los escenarios en los que habita su mente. Luz y oscuridad en su concepto, aunque la primera, no se intencionada. .
Imaginación roja.
Imágenes: ©Gothessa
.

miércoles, 21 de mayo de 2008

El Top manta como barómetro de la popularidad

Vanessa da Mata es una joven cantante brasilera que descubrí hace unos meses. Brasil no deja de asombrar, en ese cuasi-continente es siempre increíble la cantidad de cantantes, músicos, escritores y directores de cine que nacen en esa tierra inmensa.

Quería traeros un vídeo de una de sus canciones más famosas, Boa sorte (Buena suerte) de su último CD, junto al cantante Ben Harper. Pero al buscarlo, consigo que es imposible copiarlo, así que me decido a colgar uno de esos que los espontáneos con tiempo y ganas nos regalan, y arman con fotos o fotogramas, incluso vi uno en la virtual Second Life bastante bueno. De todas formas, el original no es un buen vídeo, así que no entiendo a qué viene tanta... en fin, que no se pierden de mucho. No quiero hablar de lo apropiado o inapropiado del uso de la propiedad intelectual para aquellos que no nos lucramos.

Sé que siempre cito a Daniel, pero es que solía soltar verdades como puños entre cerveza y cerveza, y bueno, él decía que la verdadera popularidad de una peli o disco se medía en el top manta, si no estás allí, entonces no te conoce ni tu padre, o tu disco o peli no lo quiere comprar NADIE. Bien lo sabe Santiago segura, con su última película de Torrente que se lanzó a convencer a los del top manta de Barcelona, para que por lo menos se aguantaran un par de días del estreno, para sacar las copias, y lo logró, pero claro, él sí sabe que es popular y el día que no estés... ay, el día que no estés es que tu carrera ha terminado amigo. Por lo menos Madonna siempre está, y Shakira... y creo que están muy lejos de arruinarse, al contrario, son más ricas cada día.

En Venezuela es impresionante, son verdaderos templos especializados, ya que el top manta allá son como discotecas ambulantes, un carrito con altavoces donde puedes probar los Cd, se dividen entre los populachosos y los especializados, los hay de heavy metal, salsa de la buena, Rock, pop, música popular del país, ah, siempre está la Pantoja en el apartado de populares, Camilo Sesto, como parte de nuestra herencia hortera de la Madre Patria, pero también hemos sabido fabricar la nuestra e incluso exportarla.

video

Una vez, cuando salía de mi trabajo, me llamó la atención que entre un puñado de CD de merengues y baladas empalagosas, encontrara un disco del director, compositor y musicólogo catalán Jordi Savall , era El Canto de la Sibilla y claro, lo compré. En mi pueblo era imposible, simplemente, encontrar ese disco en tienda alguna y olvídense allí de comprar por internet y envíos a casa que quizá cuando llegues ya no vivas allí.

En fin, he ido a conciertos del maestro Savall y ya ven, puede que haya sido un error, lo más probable, el que alguien del top manta haya querido hacer una copia de música académica que no sea The Best of Mozart, pero su fama está confirmada en un pueblito remoto de la América Latina, al haber comprado, yo, esa solitaria copia.

P.D.: Lo del top manta es equiparable a Youtube. Chicos de las escuelas de cine, recién graduados, guinden sus cortos allí, quién creen que los van a ver sino, ¿en los festivales? , ¿en los circuitos de cine? Cómo podéis desprovechar una ventana como ésta. Si no los vemos es como si no existieran.

domingo, 18 de mayo de 2008

Berlín se mueve bajo la lluvia

Berlín se mueve bajo la lluvia todos los trenes se encuentran en esta ciudad se entrecruzan y nos dejan nos vemos allí en la estación nada entiendo de lo que dice la suave voz de los altavoces las bicicletas inundan julio y agosto pero igual llueve igual provoca perderse y encontrarse en las calles comer patatas y salchichas con curry como hacemos los turistas luego de fotografiarnos en la Puerta de Brandenburgo construyéndose Berlín recuerda sus bombas. .

El mundo como caleidoscopio: 'Lee' Miller

.
Autorretrato de la artista.
. ...En el centenario del nacimiento de la fotógrafa Elizabeth 'Lee' Miller (Nueva York, 1907), se ha organizado una exposición itinerante que recoge, tanto fotografías hechas a la artista, como sus trabajos realizados en los diversos periodos de su carrera. Lee Miller, quien ostentaba una belleza clásica a lo Grace Kelly, era al principio modelo de la revista Vogue y, en un viaje que realiza a París, en 1929, conoce a Man Ray y su trabajo, el cual le influye de una manera directa y se inicia en este oficio, transformando con su propio lenguaje, el mundo que Ray propone en sus fotos. .
La novelista francesa Colette. .
También ha quedado para la historia como la primera mujer que cubrió como reportera gráfica, la Segunda Guerra Mundial en las áreas de combate; trabajo bajo encargo de la revista Vogue de Inglaterra. A su vuelta, se dedica a la fotografía de moda, además como destacada retratista, en la que figuran personajes claves del momento, como el mismo Man Ray, Picasso, Charlie Chaplin, Marlene Dietrich, Jean Cocteau… la lista es inmensa, quizá cientos de artistas o personalidades de la época, y que he escogido a una fantasmal Colette en lo que parece ser su estudio.
.
Retrato flotante de Mary Taylor, en su búsqueda surrealista.
. Al comienzo, un autorretrato de la artista que encierra, entre sus claroscuros, el ideal estético de una época, pero más allá del rasgo femenino y de elegancia cuidada, se entrevé una mujer inquieta, como bien lo demostró en su larga carrera. La fotógrafa se mueve con el mismo pulso para los retratos, como ese maravilloso en el que aparecen Max Ernst, Leonora Carrington y Paul Eluard. .
Colaboarcionistas francesas (con las SS) en espera de un juicio.
. Pero su agudeza queda igualmente reflejada en sus fotografías de guerra y post guerra, desde personas llenas de vendas postradas, las acciones militares en Normandía, las ciudades que celebran las liberaciones, es curiosa una en la que aparece la artista, en 1945 tomando un baño en la bañera de Hiltler, en Munich (VER pinchando acá), (retrato en una esquina del monstruo, incluido) y otra en la que retrata a unas jóvenes francesas colaboracionistas que tenían parejas de las SS, quienes llevan el pelo rapado a espera de un juicio. .
Guardia de las SS muerto en un canal de Dachau. .
Es evidente que hay agudeza en su ojo, inquietud por dar un giro a lo convencional con esos toques surrealistas que muchas veces seguía imprimiéndoles a sus fotos. . El año pasado se cumplieron 100 años de su nacimiento lo cual fue celebrado con varias exposiciones itinerantes, empezando en Londres en el Victoria & Albert Museum (sep. 2007- enero 2008), continuó en el Museo de Arte de Phipaldelphia y que próximamente la acogerá el
Museo de Arte moderno de San Francisco (14 de junio – 21 septiembre) para cerrar en París en la Galería Nacional du Jeu de Paume (14 octubre- 11 enero).
.
Archivo de la artista:
Imágenes: © 2008 Lee Miller Archives

viernes, 16 de mayo de 2008

Carson McCullers: el Sur en una balada

Una imagen de juventud de la autora. ©Louise Dahl Wolfe
. Todo lo que sucede en mis relatos me ha sucedido o me sucederá. Carson McCullers
. Hace días he releído La Balada del café triste (1943), de la estupenda escritora Carson McCullers (Columbus, Georgia, 1917- Nueva York, 1967). Considerado como el mejor de su creación literaria para muchos, allí, se palpa el calor, la tierra y el polvo en los labios, la soledad del paisaje pantanoso como espejo de la vida de sus personajes. Un relato redondo, sin fisuras, llena de poesía y desolación. Heredera de Faulkner y de los maestros rusos: Dostoievski, Chéjov y Tolstói. La escritora se luce al crear sus personajes, la señorita Amelia, protagonista de la Balada, la describe a lo largo del relato como de pocas palabras, peleona, trabajadora, avara, de piernas largas, de paso desgarbado, orgullosa y severa.
.
“La señorita Amelia era rica… Era una mujer alta y morena con huesos y músculos de hombre. Llevaba el pelo corto y cepillado hacia atrás, y su rostro bronceado tenía un aire tenso y fatigado. Podría haber resultado guapa si, ya entonces, no hubiese sido ligeramente bizca. No le hubiesen faltado pretendientes, pero a la señorita Amelia no le importaba para nada el amor de los hombres; era una persona solitaria”.
El narrador pertenece al colectivo, una voz que sabe del pueblo y sus historia, construida sobre la base de chismes, especulaciones y anécdotas, y que por ello también ignora los “por qué” de ciertos episodios de la vida de Amelia, como su rara noche de bodas: “los muchachos que aquella noche atisbaron por la ventana dijeron que lo que realmente había ocurrido era…” y una página más delante dice “Sólo Dios sabe cómo debió pasar la noche”.
. Desde el principio podemos adivinar la fatalidad de la historia, ya que comienza al observar el antiguo café y la casa entablada de Amelia. La aparición de tintes inocentes de un supuesto primo de cuerpo deforme por una joroba, llamado Lymon, de piernas enclenques y un tanto fanfarrón da un giro a toda la narración. Algunos han catalogado su escritura como Gotic por la presencia al unísono del humor y la tragedia, salpicado por la presencia de sus personajes deformes. Sus atmósferas
son envolventes, palpables, se puede sentir la cotidianidad de las vidas como si uno fuera parte de un pueblo del sur de Estados Unidos en los años 40 y pudiera saborear ese alcohol que destila Amelia y al fondo escuchar la canción dolorosa y profunda que 12 presos que trabajan en la carretera de Forks Falls, entonan para alivianar sus penas.

miércoles, 14 de mayo de 2008

‘Queremos la riqueza, no a la gente que la produce’

...Las palabras que dan título a este post, fueron pronunciadas por el Sub Comandante Marcos en una excelente entrevista que le hiciera (junio, 2006) el Loco de la Colina, al preguntarle por el muro que el gobierno norteamericano piensa construir en la frontera con México, cerrando entonces su intervención dice el líder del EZLN: “Queremos la riqueza, dice el gobierno norteamericano, no queremos a la gente que la produce”.
Los países ricos cada día han afinado sus mecanismos para hacer más efectiva esta máxima ¿cómo utilizar la mano de obra de los países pobres, esa que ayuda a sumar números a las cuentas de las empresas a punta de contratos paupérrimos. En España ha comenzado nuevamente la Campaña de la fresa.
Los mecanismos se afinan, para el bien de todos, pero sobre todo, para el bien de Europa, trabajadores que crean riquezas y que se reciclan en las fronteras, desaparecen hacia sus países de origen (si hacen caso al contrato, claro). No hay ningún vínculo con el país que se enriquece, un ticket de vuelta en el mejor de los casos. Se han desarrollado y ejecutado programas que potencian lo que han llamado eufemísticamente: migración circular. .
Jornaleros españoles en Francia.
En ciertos ámbitos España está logrando entrar en el ranking de la productividad gracias a los escasos salarios que paga, junto a los casi nulos beneficios, que en otros países de Europa sí otorgan a sus trabajadores temporeros. El ranking también se crece gracias a la flexibilidad en cuanto a la contratación en negro. No en balde los temporeros españoles optan por las vendimias de sus vecinos franceses. Se estiman unos 9.000 trabajadores se desplazan cada año para trabajar en el sur de Francia.
.
El salario mínimo interprofesional galo se fija en 8,27 euros por hora, casi tres euros por encima de España, sumándosele, además, las prestaciones sociales que incluyen la ayuda por hijos, lo cual pueden elevar la cifra a unos 270 euros (si tiene tres hijos a cargo), el alojamiento incluye cocina, baño y agua caliente. Se calcula que en Francia se ganarán al mes unos 1.500 euros (sé que muchos aspirantes a mileuristas lloran al saber las cifras), en España se pagará “legalmente” 900 al mes, las condiciones de alojamiento, en el mejor de los casos llegan a aceptable. .
.
El año pasado, un grupo de rumanos que esperaban ser temporeros de la vendimia de ese otoño, se instalaron cerca del pueblo de Socuéllamos (Ciudad Real), alojándose en enormes tinajas de vino, a manera de habitáculos. En marzo de este año se detuvo en Huelva a los responsables de hacinar a 90 personas en una vivienda, llegando a dormir algunos en cuadras de caballos, para colmo tenían que pagar dicho alojamiento (27 euros) y por el transporte (5 euros, según kilómetros) hasta los campos de trabajo.
.
En un interesante artículo aparecido en El País y firmado por A. Bolaño, apunta: “Si había un sector abocado a sufrir con dureza los rigores demográficos previstos para España, ése era el agrario, que parecía condenado al declive en producción y empleo. La mano de obra inmigrante ha permitido taponar esa sangría”.
Europa pare a Aeneas-Cartaya
No, no es una parte de la mitología griega que ustedes ignoraban, Aeneas-Cartaya es el “Programa de gestión ética de la inmigración Temporera” entre Marruecos y la provincia de Huelva, a fin de “cubrir y dotar de espacios, instrumentos y sistemas de gestión ética y socialmente responsable al fenómeno de la inmigración laboral”, a lo que se le agrega su voluntad de fomentar una inmigración circular. Se probó con Marruecos, continúan con Filipinas, pero más países pobres se irán incorporando... "se desea proyectar a otros países como fórmula para... reducir los canales de inmigración ilegal hacía Europa”. Suena bien, en cierta forma, como apunté antes, ganan todos, y claro, ganan unos muchísimo más que otros.
.
Quiero dejar claro que muchas de las intenciones del programa han sido positivas y han servido a los trabajadores, pero… hay tela que cortar, no entiendo porqué si alguien produce riqueza en un país no puede gozar del bienestar que genera la misma.
.
Los contratos se realizan a través de Aeneas desde sus países de orígenes y tienen que firmar la cláusula de que están dispuestos a regresar a sus pueblos una vez que se termine la campaña. Aeneas “seleccionará, informará, asesorará y seguirá a cada mujer contratada hasta que regrese a su pueblo”.
T
© Joaquín Mayordomo
Pero hay que afinar la puntería (lo he dicho mil veces, lo sé), no queremos que se queden acá, en nuestra tierra de bienestar toda esta gente, ni fiarnos de lo que firmen, así que mejor contratemos en primer lugar: mujeres, pero mujeres bajo un perfil definido, con hijos (allá, claro) o cargas familiares, con experiencia en el campo (las manos delatan a aquellas que tratan de colarse con miras a la prostitución, según los seleccionadores).
. Las cifras de la demanda de temporeros son alucinantes. En Huelva de los 55.000 que se necesitan cada año, 40.000 son extranjeros. En el resto de regiones ocurre parecido con los cultivos de oliva, frutas y las vendimias. .
Hay leyes, claro pero las cifras dejan al desnudo la realidad; para la región de Castilla la Mancha sólo hay 70 inspectores de Trabajo, los inmigrantes sin contratos de la vendimia alcanzan los miles, siéndole muy fácil saltarse la ley aquellos agricultores que decidan arriesgarse y abrir el paso a los contratos en negro. Algunos, bajo nombre ficticio, han declarado que contratan en negro y que a algunos le proporcionan vivienda sin luz ni agua "porque dijeron que les daba igual", y que cobran una jornada de 55 euros por NUEVE horas diarias!
.
Este año han llegado 270 mujeres para recoger fresas desde Filipinas, 11.000 kilómetros para currar, bajo el mismo programa “piloto”. Según dice, será por 4 meses, pero si la cosa va bien ampliarán dicho tiempo. De Senegal han llegado 750, ya las rumanas y polacas (que buena parte eran tituladas) han dejado de hacerlo desde su incorporación a la UE.
.
El sumun de todo esto son las contrataciones a operadores telefónicos en otros países, ello ha sido el mayor logro de las aspiraciones de los países ricos, un teleoperador en argentina, otro en la india... pero la tierra es lo único que se resiste a la deslocalización.
. Mientras tanto, el parlamento Europeo lleva un par de semanas tratando de ponerse de acuerdo acerca de las políticas a aplicar a los “sin papeles”, de qué manera les echamos y esas cosas, pero con muy pocas expectativas, según la prensa de lograr un pacto.
.
Les dejo una fotografía (espejo) de otros tiempos, de los europeos que en algún momento emigraron y fueron acogidos en tierras más ricas.
.

Noticias de interés:

Acerca de Socuéllamos, Diario Sur

Trabajadoras filipinas, El País

Detenciones, El País

Temporeras senegalesas, El País

Blogs y links que tocan el tema:

Rincón náufrago

Grupo de Acción Social (GAS)

Call centers en Todo denuncias p

Entrevista con el Sub comandante en vídeo

Transcrita por el blog Tierra de Genistas

.

martes, 13 de mayo de 2008

La estridencia vacua del cine de Catherine Breillat

Todo lo que es imposible, quiero hacerlo. CatherineBreillat
.
...El cine de la guionista y directora francesa Catherine Breillat se ha calificado de radical, controvertido, transgresor, chocante y mediático. La verdad es que dichos adjetivos encajan y se le pueden sumar más. Su trabajo intenta explorar los roles de género y las opresivas estructuras sociales patriarcales, pero creo que su cine se queda en una suma de intenciones: la mujer, la sexualidad vista indefectiblemente bajo la forma de drama ¿por qué?, los roles, la trasgresión del tabú y la visualización de aquello que no se nos suele mostrar: fluidos corporales en todos sus manifestaciones, por ejemplo.
.
Aunque mucho de tal enumeración podría resultar interesante como premisa, el resultado de sus películas, en líneas generales, es bastante pobre, a veces cercano a la caricatura. Su insistencia en la transgresión se devora cualquier resultado con acierto. Sus escenas abiertamente sexuales están plagadas de la voz en off, soliloquios interminables, pretenciosamente reflexivos que evidencian el discurso que nuestra realizadora quiere dejar ver sin opción a otra interpretación: la mujer esto… el sexo del hombre, lo otro. Por momentos pareciera que una quinceañera se ha empeñado en hacer películas y lo que admiro en Breillat es su perseverancia, pero que por momentos pareciera tozudez.
.
Sus finales son desmesurados, excesivos, pareciera que es incapaz hacer un mínimo ejercicio de contención, pero si transgredir es la meta… ¡claro! . Su carrera está sostenida, eso sí, tras mucho trabajo: desde 1976 debuta como directora y guionista y cuenta nada más y nada menos en su currículo como co-guionista junto con Tonino Guerra y Federico Fellini de la película de este último: Y la nave va (1983).
.
Elena y Anaïs Pingot en À ma soeur!
. En 2001 apareció su película más nominada y premiada: À ma soeur!, traducida al inglés como Fat Girl y en español como Mi hermana la gorda (vaya traducción). Que estuvo en competición en el festival de Cannes (2001), otorgándosele el premio France Culture Award, al Cineasta francés del año y en la Bernilane sólo se llevó el premio Manfred Salzgeber Award entre otros de diversos festivales. . Podría éste quizá ser su mejor ejercicio, pero el final es deslavazado como la mayoría de sus películas. La iniciación sexual de una joven hermosa a través de los ojos de su hermanita gorda. El cuerpo como objeto de deseo, siendo el sujeto ajeno a esa autonomía corporal de ser bello en sí mismo. Otra película (nominada a la Palma de oro en Cannes) menos estridente ha sido Une vieille maîtresse (2007) Una vieja amante, protagonizada por Asia Argento y el increíblemente bello Fu'ad Ait Aattou. Una película de época en la que deja ver que es una adaptación ya que su pulso desmesurado se ve frenado ante la novela. Calificada de predecible, ciertamente se deja colar como culebrón o drama simple, pero que al final puede resultar entretenido, pero que no llega a una altura de su referente innegable: Dangerous Liaisons (1988) Relaciones peligrosas. .
Fu'ad Ait Aattou en Una vieja amante. .
Soy muy disciplinada (aunque en este caso rayó en el masoquismo); en mi búsqueda por intentar cierto equilibrio en mi crítica (ya ven que no lo he logrado) me interné a ver unas tres películas más de la autora pero todo fue a peor. También estoy consciente que cebarse es más fácil que contenerse, pero a veces es imposible. .
Romance X (1999), la única estrenada en los circuitos comerciales españoles e hispanohablantes, la había visto hace tiempo en Venezuela y la había olvidado por completo. La vi de nuevo ante tal (sana y puntual) desmemoria… la historia de una pareja joven que vive junta pero que como siempre en sus pelis “tiene un problema sexual” él no desea tener sexo con ella, así la protagonista se lanza a las aventuras extra- maritales de distintas formas, una más bizarra que otra. El final, nuevamente es inaudito en su gratuidad y tan estridente que nos deja perplejos.
.
Aquí aparece el célebre actor porno Rocco Siffredi en el reparto (con más de 100 películas pornos en su haber) que no sé por qué razón (aparte de la buena intención y el experimento) se empeñan algunos directores por legitimarlos como actores de otros registros. Es evidente que va muy bien con la vocación rompedora de Breillat, pero al verlo actuar es imposible no poder soltar la risa, esos ojitos saltones, ese acartonamiento de galán listo para la embestida…
.
A este film le sigue Sex is comedy (2002) una suerte de crónica de la realización de un film, en donde adivinamos los tintes de referentes autobiográficos. Aburrida, discursiva e irregular como la mayoría de su conjunto. En 2003 retoma a Siffredi pero ya con un papel protagónico ¿por qué? En Anatomía del infierno. Una mujer frustrada contrata a un homosexual para que en cuatro noches le ayude a descubrir su sexualidad. El inicio es tan inverosímil como absurdo (acá voy a contar algo de la peli) la protagonista, que está en una discoteca gay va al baño e intenta con una hojilla suicidarse allí, y claro… Rocco, quien la ha visto al subir las escaleras, irrumpe en el baño y la salva… y me pregunto ¿quién va a una discoteca gay a suicidarse con una hojilla? No me imagino al personaje arreglándose para la disco y metiendo en su cartera, las llaves, el dinero, la pintura de labios, el DNI y claro la hojilla para suicidarse. A ello el siguen escenas de sexo explícito tan absurdas como prescindibles.
.
Su cine está plagado de imposturas, nos deja ver el problema pero poco, o nada sabemos acerca de qué los causa. Hay sexo sin eros, cuestión que ella busca; un acto entendido como sacrificio, tortura en contraposición del placer o la liberación. Rodrigo Portales en Cinencuentro, apunta con acierto: “Su mirada sobre las relaciones humanas no roza ni la intensidad de El último tango en París [película en la que ésta actúa], y menos la trasgresión de El imperio de los sentidos, auténticos paradigmas del cine erótico, obras atentas al comportamiento y evolución de sus personajes en el frenesí sexual, y que bien pudieron servirle a la directora para despercudir a su cinta de tanta afectación”. .
Rocco Siffredi en Anatomía del infierno.
.
Desde el principio creo adivinar cierta pretensión de acercarse al cine de Fassbinder, por lo que termino mi post con un fragmento de una entrevista realizada en la revista Babad al fundador del atentado pastelero, (guerrillero de los pasteles) y crítico de cine frecuente en Cahiers du cinema, Noel Godin, cuando le preguntaron acerca de varios personajes, en donde se menciona Catherine Breillat, y luego a Fassbinder:
.
Babad- Catherine Breillat.
NG - La odio. Considero que es absolutamente intolerable. Es cine completamente represivo. Lo que ella propone es que el sexo tiene siempre algo de torturado, atormentado. Se centra en las relaciones sadomasoquistas pequeño burguesas. Toma todo lo peor de George Bataille según el cual Eros va siempre unido a Tanatos. En ningún momento aparece la explosión del placer, al contrario, asocia placer y mutilación. Es una pena porque es muy inteligente y podría hacer cine liberador y transgresor. Creo que Catherine Breillat es intolerablemente pequeño burguesa. Escribí mi crítica más despiadada del año contra Romance X. Todos los personajes se desgarran cuando hacen el amor, lo que juega el juego del aburrimiento. Son los más horribles moralistas los que dicen que los pecados nos llevan frente a los más grandes abismos. Por actrices que han trabajado con ella sé que es prisionera de sus fantasmas y que no está bien de la cabeza, llena de contradicciones sin resolver, lo que la sitúa directamente en terreno enemigo.
Babad- ¿Acaso no tenemos todos contradicciones sin resolver? NG - Entonces tenemos que superarlas enseguida y riéndonos. Lo contrario, hacer lo que hace Catherine Breillat, nos llevaría a pegarnos un tiro. Babad- Rayner Werder Fassbinder. NG - Lo adoro. Sin embargo, tiene sus propias contradicciones, pero, es un personaje apasionante que hizo películas negativas en los que los personajes están en el pathos, sin embargo, sus análisis críticos van muy lejos, nos hace ver cuales son las causas del naufragio, del comercio humano, entre las que se encuentran sistemáticamente el dinero y el poder. No obstante, su nihilismo es positivo, se distancia de sus personajes, lo contrario de lo que hace Breillat. Las películas de Fassbinder son radiografías crueles de nuestro mundo. Su lucidez es extrema. Es un gran creador. Fassbinder fue un buen hombre sobre cuyas películas podemos construir algo. A diferencia de Catherine Breillat.

domingo, 11 de mayo de 2008

El árbol de las diferencias

. © Westermann
En buena parte de Alemania el 1º de Mayo de levanta el Maibaum (algo así como árbol de mayo) en muchas de sus plazas. Originalmente son de madera de abedul, cuyo tronco va siempre pintado con los colores propios de la región de Baviera: azul y blanco. Éste suele ir decorado con estandartes que representan los oficios comunes de los pueblos en donde se levantan: zapateros, carniceros, herreros, etcétera. Todo ello se hace alrededor de un fiesta en la que suele participar la comunidad y sus autoridades más inmediatas. En la plaza Karl-Heinrich-Ulrichs en Múnich, la fiesta estuvo organizada por el Centro cultural y de comunicación del colectivo gay (Schwule Kommunikations- und Kulturzentrum München), en donde se erigió un Maibaum adornado con toques de la bandera gay junto a imágenes de parejas del mismo sexo con ademán de besarse, y más abajo, con los trajes típicos tiroleses posan mujeres junto a sus novias al igual que los hombres junto a los suyos. El martes 6, apareció reseñado en le periódico regional TZ la noticia que unos "vándalos" habían dañado con pintura gris el árbol. Actos como éste no son más que claras manifestaciones de homofobia, que se manifiestan de una manera violenta como la destrucción de símbolos que promueven la conciliación e integración. A mí lo que más me asombra de la INTOLERANCIA; es que el intolerante ve en la diferencia como una especie de imposición. No soy gay, y el hecho de que personas tengan esa opción sexual no me violenta para nada, pero hay personas que parece que sí se sintieran violentadas por el simple hecho de evidenciar tal diferencia, ¿por qué? ¿en qué les afecta? me pregunto. Todavía no lo entiendo y me cuesta comprender la violencia que late en la negación de las diferencias del otro. Desde acá mi respaldo a las comunidades que trabajan por la convivencia pacífica y armónica de T-O-D-O-S. Para terminar, les invito a que lean el interesante artículo que aparece en el blog de Os bobolongos, acerca de la polémica del libro infantil perseguido por los veedores de la moral, Tres con tango. El artículo lo han titulado como: Salvemos a los pingüinos gays. Segunda foto: © Schlaf .

sábado, 10 de mayo de 2008

Espejos de la memoria 7- Amélie Nothomb:

'El hambre soy yo'
.
"Soy una gran fetichista del chocolate y puedo comer
cantidades monstruosas. Ni siquiera hace falta que sea bueno".
Amélie Nothomb
.
...La primera vez que leí a la escritora belga Amélie Nothomb fue por casualidad. Recuerdo que era la novela Metafísica de los tubos (Anagrama. 2001), ya de entrada el título me parecía pedante, me imaginaba un rollo existencial inaguantable, para colmo, ¡ojo! En la tapa, había un cintillo que ponen las editoriales a manera de promo, en la que rezaba: que había recibido un premio del público, ufff, más miedo aún, ya que coincidir con el gran público es peligroso a veces… pensad en los tochos de libros que ahora se venden como churros que hablan de conspiraciones, catedrales y no sé qué más historias, pero, cuál sería mi sorpresa que el libro comienza a engancharme. Nothomb apuesta en su mayoría por los tintes autobiográficos y lo hace de una manera extraordinaria, llegando a retratar el ego infantil como nadie. Solo he leído 4 de sus 9 novelas que han sido traducidas al español, ya que me lo tomo con calma, son breves, digeribles con rapidez y ciertamente divertidas.
.
Imágen de la utora a manera de samurai. .
Su grafomanía no llega a la de Aira pero no es nada despreciable: tres libros escribe por año de los que solo, publica uno, computando hasta ahora unos 58 escritos. Según dice, escribe 4 horas diarias y lee unas 4 más luego, su avidez del mundo queda descrita muy bien en sus novelas, reflejada en el apetito, que no es más que deseo por el alimento material o inmaterial. Biografía del hambre (Anagrama, 2006) así lo constata. El hambre es el hilo conductor de su autobiográfica narración, salpicada siempre por pasajes interesantes referentes a los lugares en los que ha vivido (su padre era diplomático), nacida en Japón, país en el que reside hasta tempranísima edad, luego se mudan a Pekín, Bangladesh, Nueva York…
En 1999 publica Estupor y temblores (Anagrama, 2004) quien recibiera el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa en 1999, y que más adelante fuera llevada al cine por Alain Corneau (2003). En esta brevísima novela, la autora relata su paso por una empresa multinacional en Tokio, impresionante descripción de la cultura nipona contemporánea, llena de contradicciones y riqueza, y mucho más asombroso las anécdotas autobiográficas con las que la sazona: ¿quién ha podido olvidar a la Amélie limpiando los váter de la empresa, a manera de castigo disciplinar cercano a la milicia? A todas éstas le antecede la breve Cosmética del enemigo (Anagrama, 2003) que me resultó irritante, no por su manejo del absurdo in extremis, sino que pareciera que se le va de las manos, que a uno le es imposible conectar ni crear empatía alguna con ninguno de los dos personajes.
Esta escritora es un bestsellers y es curioso ya convenza tanto a la crítica (que en Francia suele ser muy rigurosa) como a un público gigantesco. El diario Le Figaro realizó una encuesta entre 35 críticos literarios, quedando elegida por todos ellos como su escritor/a favorito de edad inferior a 40 años.
Su estilo es extravagante, mordaz, imaginativo, irreverente, juega con el artificio, pero a la vez se conjuga muy bien con el uso del lenguaje preciso y es indudable, que su literatura posee un mundo propio, que ya puede adivinarse en sus páginas sin necesidad de ver quién lo firma.
Para terminar os dejo un fragmento en donde la autora se autorretrata en su niñez o pubertad, que aparece en:
.
Biografía del hambre (fragmento) Estaba extraordinariamente mal hecha. Unas fotografías en la playa así lo atestiguan: una cabeza enorme sobre unos hombros débiles, brazos demasiado largos, un tronco excesivamente grande, unas piernas minúsculas, enclenques y patizambas, el pecho hundido, el vientre hinchado y proyectado hacia delante a causa de una dramática escoliosis, la desproporción reinando como dueña y señora: parecía una anormal. Me daba lo mismo. Nishio-San [su aya] decía que era muy hermosa, con eso me bastaba. En casa vivía atiborrada de belleza humana gracias al espectáculo de mi madre y de mi hermana. Mamá era un esplendor conocido, una religión revelada a la luz de las masas. Me quedaba boquiabierta ante ella como ante una estatua, pero me cebaba todavía más con la hermosura de Juliette, que me resultaba más accesible. Dos años mayor que yo, una encantadora cabecita sobre un cuerpo delicado, fino, con cabellos de hada y expresiones de una frescura desgarradoras, llevaba a la perfección su nombre de niña fatal. Consumir belleza no la alteraba: miraba a mi madre durante horas, podía devorar con los ojos a mi hermana sin que le faltara ningún trozo. Lo mismo ocurría con el placer de contemplar las montañas, los bosques, el cielo y la tierra.

viernes, 9 de mayo de 2008

jueves, 8 de mayo de 2008

Amandititita crea un nuevo género musical: la 'anarcumbia'

.
...Mi amigo, el poeta Daniel Molina, se ha vuelto sin proponérselo mi verdadero corresponsal en Latinoamérica, me mantiene al tanto de joyas, como la de la maravillosa mexicana Concha Michel, editada por el exquisito sello alemán Winter and Winter. Esta vez, otra mexicana, a la que Daniel me la presenta como "el mejor secreto a voces del kitsch", una suerte de cumbia urbana, el pop en su mejor descripción (aunque muchos la catalogan de anti pop); entra en esa categoría bizarra, en la que uno no puede tomárselo en serio pero a la vez no le queda a uno más que valorarlo dentro de su contexto, irrumpe como una bomba en la escena musical, bajo el hiperbólico diminutivo de Amandititita (así como lo leen), quien ha creado un nuevo género que ha bautizado como anarcumbia.
La verdad, no se parece a nada de lo que el marketing recomienda para una cantante joven: es gordita, chaparrita (como dicen en México), no se tiñe de rubio, se viste al más puro estilo kitsch latinoamericano auténtico, ese que se encuentra en los buhoneros (mercadillos) de la calle, con pretensiones de lujo satinado y glamour de encajes... los títulos de sus canciones se me antojan sugestivos, cuanto menos curiosos: La microbusera, La mataviejitas (que utiliza como guiño los violines escalofriantes de Psicosis), La muy muy (dedicada a las vanidosas), Viernes de quincena (una crónica del currante común), en Latinoamérica los sueldos son tan bajos que se pagan cada quincena, a manera de administración encubierta, Libidinoso y su éxito, Metrosexual, el cual muchos, sin sentido del humor ya han protestado en miles de foros, insultándola sin tapujos al no parecerle graciosa la canción.
.
Su impronta no es poca, hija del rockero de culto, fallecido en el terremoto de México (1985), Rockdrigo González, la cantante y compositora estudió en la Sociedad General de Escritores de México (Sogem) y en la Escuela Dinámica de Escritores ya que lo que quería era escibir cuentos y novelas. El azar la llevó a la música, letras urbanas e irónicas, pero sin acritud. Ella confiesa que para llegar a su estilo le ayudó el músico Lino Nava de la clásica banda de rock La Lupita, para que la gente “de la Alameda Central” pudiera escuchar sus historias “con la música que acostumbran”.
Asombra al ver los caminos de las propuestas alternativas, en su mayoría pretenciosas, que se cuecen por ejemplo, en la noche madrileña y sus cantantes, chicas que van de malas y guays (cool) pero a las que tanta pose no les deja acercarse ni por un ápice al trabajo de Amandititita, es como si el camino les fuera más tortuoso y terminara su trabajo siendo de lo más impostado.
Como dice el guía del curioso blog de Monseñor Bizarro (quien es locutor de un programa de Rock duro en Durango): "una joya de 24 kilates musicales" y como lo dirían los de la MTV Latinoamérica en el más puro espanglish: Chékenlo!
Os dejo el vídeo de Metrosexual video
¿Quieres escuchar sus otras canciones? Entra en el espacio de La artista en My Space

miércoles, 7 de mayo de 2008

Retrospectiva de Camille Claudel

Por mucho tiempo, la atormentada vida de la escultora francesa Camille Claudel (1864- 1943), tuvo más resonancia en el mundo que su obra. En la foto de arriba, vemos una Camille de apariencia adolescente, impresiona la mirada directa que se muestra, sin titubeos, de quijada desafiante, un mechón despeinado, que le otorga un punto rebelde, pero a la vez, su boca es severa, no deja ver ningún atisbo de sonrisa. El beso (detalle).

Sabemos que fue alumna y amante atormentada de August Rodin, y que gracias a una época y la posición burguesa de su familia, que por tanto no soportaba que fuese artista, que viviera sola, que tuviese un amante casado, solucionaron semejante anatema, recluyéndola en un sanatorio, con tan solo 49 años, hasta el fin de sus días. En esas 3 décadas que pasó encerrada se negó a esculpir de nuevo.

Camile trabajando en el taller.

La sombra de Rodin la eclipsó por muchos años, y sin caer en la fácil tentación de compararlos, lo que sí ha hecho el tiempo es darle su espacio propio a esta artista. El Museo de Rodin, en París, desde mediados de abril ofrece una completa retrospectiva de Claudel, la misma que estuvo expuesta en Madrid en la Fundación Mafre hasta enero pasado de este mismo año.

Claudel dominó las técnicas de la escultura y se atrevió a saltarse el modelo clásico de belleza, acercándose al realismo, representando tanto a personas viejas como a niños de la calle. En la actualidad, los críticos coinciden que esta tendencia de la artista de violentar los códigos aceptados, dentro de la escultura para aquel entonces, era previa a su llegada al taller de Rodin pero que allí se transforma en gestualidad.

Clotos.

En sus piezas hay ritmo, se tuercen, pocas está en reposo, La Ola, El Vals, La Edad madura, Cloto… esta última, que representa a la primera Moira (o Parca), la que hila los destinos de los hombres (me viene a la mente el oficio de narrador), es quizá una de sus más célebres esculturas. Realizada en yeso, Claudel muestra una Cloto con cabello largo y enmarañado; la comisaria de la exposición, Véronique Mattiussi, considera sumamente audaz el tratamiento que le da a la cabellera, además de una clara búsqueda formal de la excelencia técnica. Al verla, esa maraña se convierte en una suerte de trampa que le hace dar tumbos, todo ello afincado en el precario equilibrio que le otorga.

La Ola.

La artista no ha optado por la belleza convencional de la representación, ni cánones propios de la estatuaria femenina, ha ido más allá, realiza alianzas de materiales extraños para sus esculturas, prueba con formatos atípicos… "Cuanto más trataba de existir por sí misma, más se la comparaba a Rodin", comenta Mattiussi. Y sin embargo, sus bustos, su Ola en onix, influenciada por Hokusai, no tienen ya nada que ver con Rodin”.

Nada de lirismo gratuito, nada de esculturas para fuentes ni plazas, su búsqueda era clara y estaba muy pero que muy lejos de la complacencia. La exposición estará abierta hasta el 20 de julio.

Imágenes: © Museo Rodin

martes, 6 de mayo de 2008

Mi alma de los 80

La banda Kiss a manera de matriuskas en las tiendas de souvenir de Praga.
.
Al Tao
. Mi adolescencia transcurrió en los 80. Fui iniciada musicalmente por mi hermano mayor y, sin intención de presumir, tuve la suerte de escuchar, gracias a él, cuando tenía 12 o 13 años a Queen, Super Tramp, y más adelante The Police, Led Zeppelin, U2… fagocitábamos desde el pegadizo y cool New Age en los que reinaban los británicos Duran Duran, que llevaron al video clip más allá de lo que se estilaba, o bien el rock progresivo de Pink Floyd o Yes, o sino pasábamos a uno más ligerito, pero no por ello peor, como el de la banda alemana Scorpion. . Amábamos el glam rock de Kiss, y en una onda más dura Black Sabbath o Deep Purple, llegando hasta el mismísmo heavy metal, abanderados por el potente Iron Maden y el clásico AC/DC, que no sé por qué extraña razón aún siguen sin gustarme del todo; como igualmente, por más que lo intenté, no logré empatía con esos dos mitos musicales llamados The Beatles y Rollings Stone, lo siento, es una tara musical. . Un buen número de estos artistas, hoy en día, aunque no continúan como banda o solistas, en activo, saben muy bien que casi todos los que una vez le amamos podemos ahora pagar (con más autonomía que antes) las entradas a sus conciertos, así que se lanzan a giras, levantando la nostalgia y claro está, muchos de ellos son artistas estupendos que el tiempo no ha hecho mella suficiente, como para que no podamos dejar de disfrutarlo… pero claro, en lo que sí ha hecho mella el tiempo es en muchos de sus fans. Y entonces me paso de tanto en tanto entre la duda de aceptar mi edad y, más que mi edad (ya que mi padre se va de marcha hasta las mil, a los 64 años), es aceptar que mi cuerpo se resiente montón con estos conciertos.
.
Ayer tocaba en el Olympiahalle de Múnich mis adorados Kiss, aún su cantante Paul Stanley luce en buena medida su sexapeal y potente voz, y ninguno se ha muerto, así que la banda está completa, pero me fui de puente de mayo a Praga y llegaba ese mismo día ¿podría con un viaje y un concierto? Esa pregunta estuve formulándomela por más de una semana y claro, no compré los tickets. .
Recuerdo la última vez que fui a un concierto, fue en octubre, era la maravillosa banda newyorkina Interpol, entre lo gigante que es todo el mundo en comparación a mí, no veía nada (como siempre) tenía entonces que estar parada detrás de la espalada mojada de un chico, así que decidí escuchar el concierto echada en el suelo pegada a un muro. Cuando venía alguna canción que me gustaba, me paraba y movía la mano con entusiasmo, e incluso daba algún que otro saltito en algún momento de euforia. . Las energías, en cambio, me emergen si soy una verdadera devota, como con Depeche Mode, que representan los ochenta por antonomasia y siguen estando estupendos en la actualidad; pero en el caso de que la banda sea excesivamente famosa requiere unas dos horas como mínimo de cola para entrar al recinto (recuerdo cuando vi a U2 en Barcelona, uffff!!), una hora más para entrar al Camp Nou y una más, cuanto poco, para que dé inicio al primer telonero de dos… cuando fue el turno de U2 había pasado más de 6 horas de peregrinación, a lo que se le añade el tiempo que dura la actuación de la banda que fuimos a ver y, finalmente, una hora más para marcharse. Aquella vez fuimos con una chica que no tenía más de 23 años y la pobre salió con lumbago… no digo más. .
En junio vendrá a esta ciudad aquél que me arrancó más de un suspiro a los 15 años, el único por quien forré las puertas de mi habitación con sus poster: Billy Idol, de los primeros metro-sexuales (¿creo que los 80 fue su nicho), de apariencia depilada, de cabellos de color platino y erizados, que no grabó más de dos discos buenos y que para mí son suficientes para volver a querer verle y cantar ese himno que es Rebell yell (Grito rebelde), pero ¿tendré energía para peregrinar la mitad de esas horas o simplemente lo dejo como un recuerdo de mis rebelde pubertad? . En este post han quedado excluidas las mujeres (quizá realice un post aparte), a pesar de figuras tan importantes como Nina Hagen, Alaska y Siuxie, pero a los 16 las hormonas inclinan un poco la balanza... y para mí, el reino del rock eran ellos.